¿Cómo encontrar la mejor oportunidad de inversión?

TiEMPO DE LECTURA
4 minutos

Para encontrar las mejores oportunidades de inversión es necesario tener acceso a toda la información y analizarla, para así dar con aquella que mejor se adapte a lo que estamos buscando.

July 28, 2022
¿Cómo encontrar la mejor oportunidad de inversión?

La inversión en pequeñas y medianas empresas cuenta con grandes ventajas y puede llegar a tener rendimientos excepcionales, pero para ello, es necesario poder tener al alcance un amplio abanico de opciones que analizar, con tal de encontrar las mejores oportunidades. 

En un segmento de mercado en el que existe gran atomización de actores y falta de transparencia, el acceso a la información es vital, pero puede resultar complicado y un obstáculo importante en la búsqueda de oportunidades.

Asimismo, como inversor, es esencial definir adecuadamente el enfoque estratégico y los objetivos que se tienen a la hora de afrontar una operación, la estructura de la transacción planteada y, en el proceso de análisis de oportunidades, realizar un estudio adecuado de todas las variables relevantes desde distintas vertientes. 

Con ello, se aumentan las probabilidades de éxito de la transacción con tal de encontrar las mejores oportunidades, maximizar la rentabilidad de la inversión y explotar las sinergias que puedan existir, y que son un factor diferencial del crecimiento inorgánico.

La importancia de la tesis de inversión y la definición de objetivos

Para encontrar la mejor oportunidad de inversión es necesario primero definir de manera clara y adecuada los objetivos que se esperan alcanzar con la operación. Asimismo, es preciso concretar el capital disponible para invertir, con tal de poder acotar la búsqueda de oportunidades, y concretar el marco estratégico en que se enmarca la transacción que se llevará a cabo, de acuerdo con el perfil de cada inversor, su trayectoria y las expectativas que tenga.

Para hacerlo, la mejor opción es la de detallar toda esta información en el documento que se conoce como tesis de inversión. Este documento es esencial para reflejar los objetivos fundamentales del inversor con tal de poder empezar a filtrar y reducir las opciones que serán objeto de análisis exhaustivo a un número manejable. Todo ello permite eficientar la originación y análisis, de cara a emplear el tiempo y esfuerzo de manera racional.

El análisis preliminar y la identificación de oportunidades

Una vez se cuenta con unas tesis de inversión bien definida, el siguiente paso es identificar las potenciales empresas que pueden ser objeto de inversión.

Para ello, algunos pasos comunes y muy relevantes son:

     
  • Determinar los mercados/servicios objetivo: Se analizan diferentes sectores en los que puede ser interesante invertir, según la experiencia del inversor, los sectores en crecimiento, las valoraciones que existan. Dentro de estos, se estudia una cantidad elevada de información, como modelos de negocio, proyecciones macroeconómicas relevantes para las empresas del sector, crecimiento de facturación y EBITDA o márgenes comerciales, entre otros.
     
  • Identificar candidatos para fusiones y adquisiciones: Identificación de posibles candidatos que podrían cumplir con los objetivos estratégicos de crecimiento financiero y con el resto de variables predeterminadas en las tesis de inversión. También es preciso realizar estimaciones previas de las valoraciones que tienen las empresas, a través de múltiplos o modelos de DCF, con tal de entender si encajan en la inversión que se pretende realizar.

En definitiva, se trata de determinar si la adquisición es viable según las expectativas de precio de los propietarios de compañía y si este es adecuado según los parámetros del inversor (que no sea exagerado o se encuentre en un sector que se considere sobrevalorado).

Análisis, Due Diligence y validación del interés

Por último, una vez identificada una o más oportunidades, es necesario realizar un estudio detallado de todos los elementos relevantes, con tal de confirmar el potencial de una empresa y validar la decisión de invertir.

     
  • Evaluar la posición financiera y estratégica: Evaluación centrada en consideraciones de volumen, ingresos, costes y balance. Se realiza una análisis financiero preliminar, tomando como base la información contable y financiera de la que disponga la compañía y la que se pueda obtener por otros medios. 
     
  • Realizar valoración: Implica evaluar el valor del objetivo, seleccionar la estructura que permitiría a la organización alcanzar sus objetivos y desarrollar una oferta. Inicialmente, se trata de la carta de interés (o en inglés LOI, Letter of Intent), o la oferta no vinculante (en inglés, NBO, Non-Biding Offer); en que se establece unas primeras condiciones de precio, modo y tiempo de pago, estructura de la transacción.

Teniendo en cuenta la rentabilidad que se espera obtener, es necesario que la valoración y, en consecuencia, la oferta, se ajuste al precio de mercado, que es más difícil de determinar para adquisiciones privadas, que en otros casos, como activos financieros líquidos y fácilmente comparables.

     
  • Realizar la Due Diligence, negociar un acuerdo definitivo y ejecutar la transacción: El inversor o la parte compradora debe garantizar una revisión de Due Diligence completa para comprender los problemas, oportunidades, y riesgos asociados con la transacción. 
     
  • Revisión de la posición financiera, legal y operativa, así como de otros aspectos específicos (tecnológica, medioambiental…) en caso de ser necesario.

Como explicamos más adelante, en otros capítulos, la Due Diligence es un proceso complejo y crucial para el éxito de la operación, puesto que asegura el conocimiento completo de la compañía por parte del comprador o inversor en sus múltiples facetas. Por ello, hay distintos tipos de Due Diligence, realizadas por profesionales especializados en cada especialidad.

Principalmente, se trata de: 

     
  • Due Diligence legal: se centra en el análisis de toda la información jurídica y contractual de las empresas (clientes, alquileres, proveedores, empleados, etc)
     
  • Due Diligence financiera: estudia y analiza la situación financiera (venta por producto/servicio, márgenes, proyecciones, ajustes al EBITDA, etc) a través de la revisión de las cuentas, informes de auditoría, informes de gestión, la estructura de capital, entre otros.
     
  • Due Diligence fiscal: se centra en los aspectos tributarios tanto de la compañía como de la operación que se va a llevar a cabo.
     
  • Due Diligence comercial: estudia, desde una perspectiva comercial, los riesgos y variables relevantes del negocio que se pretende adquirir, el mercado en que desarrolla su actividad, y su posición frente a competidores, sus relaciones con clientes, los canales de distribución.

Como conclusión, podemos decir que encontrar las mejores oportunidades en el caso de la inversión en pequeñas y medianas empresas no es tarea fácil pero, ni mucho menos, imposible. 

Las claves están en tener acceso al mayor número de oportunidades y volumen de información relevante posible, garantizar la transparencia entre los distintos actores implicados y realizar, de manera diligente y efectiva, los distintos pasos y análisis requeridos en cada fase de la operación. Del mismo modo, es esencial optimizar los recursos y agilizar los procesos para poder enfocarse a aquellas oportunidades que realmente puedan ser interesantes. 

Precisamente, en Deale, ayudamos a inversores de todo tipo a tener acceso a una gran cantidad de oportunidades que se ajusten a su perfil y objetivos, y, gracias a la digitalización del M&A, logramos que puedan avanzar mucho más rápido en cada fase, reduciendo costes y aportando valor en cada paso del proceso.

¡Únete a Deale!:

https://www.deale.es/login/signUp

Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día de todas las noticias y novedades:

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/dealeapp/

Twitter: https://twitter.com/deale_app

Descargar Teaser
OTROS POSTS RELACIONADOS

Mitos y leyendas del Private Equity

December 1, 2023
El cierre del grifo bancario y/o el encarecimiento de la financiación tradicional ha ido forjando nuevas figuras de financiación alternativa para las pymes. Otra conocido como capital riesgo, hoy el private equity es uno de los mecanismos más empleados para hacer crecer a las empresas.
Icono reloj
3 minutos

¿Cuáles son las principales vías de financiación para las PYMEs?

September 20, 2022
La financiación se ha convertido en uno de los aspectos más importantes en el sector de las PYMEs. Es fundamental que las empresas dispongan de la liquidez necesaria para llevar a cabo su actividad y puedan adaptarse a los constantes cambios del mercado con éxito. Os explicamos cuáles son las principales vías de financiación para las pequeñas y medianas empresas, sus requisitos y las ventajas de cada una.
Icono reloj
4 minutos