18 JUNIO 2021
5 MIN READ

¿Por qué Agromillora decidió hacer una transacción corporativa? ¿Qué beneficios le ha aportado? Nos lo cuenta su presidente Carles Sumarroca

1. Podrías introducirnos brevemente a la historia de tu empresa? ¿De qué generación familiar formas parte?

AGROMILLORA se fundó en 1986 con la vocación de ser una empresa innovadora en la producción viverística de árboles frutales mediante la técnica de multiplicación clonal in-vitro para el mercado local. Después de 35 años, la empresa se ha convertido en líder mundial en su segmento de actividad y dispone de presencia industrial en 11 países en los 5 continentes, emplea de forma directa a más de 1.500 personas y ha aportado numerosas innovaciones en diversos cultivos a través de la introducción de modelos agronómicos sostenibles totalmente mecanizables. Dos ejemplos son los olivos o almendros en alta densidad.

En mi caso, formo parte de la segunda generación de Agromillora, pero siguen activos en la empresa todavía dos de los fundadores de la empresa.

 

2. ¿Qué factores costaron más para conseguir crecimiento en los primeros años de la compañía?

En los primeros años los retos fueron esencialmente de carácter tecnológico hasta lograr que el proceso de multiplicación in-vitro funcionara con efectividad a escala industrial. Este procedimiento de multiplicación de plantas, bien conocido a nivel teórico y para pequeñas producciones, no se había llevado a escala industrial en altas producciones para muchas especies. AGROMILLORA desarrolló múltiples tecnologías en este campo durante sus primeros años de vida hasta lograr metodologías robustas para producciones de millones plantas en laboratorio, consolidando dicha producción inicialmente en España, Chile y Estados Unidos.

En paralelo, otro de los factores clave para el desarrollo de la compañía fue la capacidad para reforzar los equipos humanos para el crecimiento internacional a medida que se empezaron a desarrollar proyectos en otras geografías, (Estados Unidos y Chile, inicialmente).


3. ¿Qué os llevó a decidiros por hacer una transacción corporativa dando entrada a un socio inversor o a vender la totalidad de las acciones?

Después de 25 años de crecimiento y desarrollo internacional del negocio, con una tecnología puntera y ya liderando su segmento de mercado a nivel mundial, los accionistas se plantearon la posibilidad de incorporar un partner financiero que pudiera ayudar a capturar todo el potencial que se intuía que todavía podía tener la acumulación de conocimiento e innovación desarrollada hasta entonces.

Simultáneamente, se empezaba a consolidar un profundo cambio en el negocio agrícola que estaba acelerando la adopción de tecnología masivamente en este sector y dando entrada a muchos nuevos players más profesionalizados.

El hecho que el capital de AGROMILLORA estuviera en manos de varias familias fundadoras también contribuyó a la decisión de introducir un inversor financiero como mecanismo para reforzar el nivel de ambición estratégico y consolidar un modelo de gobernanza y gestión robustos e independientes de las vicisitudes de los distintos accionistas.


4. ¿Cuáles fueron los factores que os ayudaron a elegir el mejor socio?

Podríamos resaltar cuatro factores que tuvimos en cuenta principalmente:

  • Entendimiento sobre el papel en la gestión y gobernanza de la compañía.
  • Horizonte temporal de la inversión.
  • Valoración del equipo gestor por parte del inversor.
  • Mecanismos para la salida que permitieran la  continuidad de los accionistas industriales.

Adicionalmente, se limitó la búsqueda a fondos que invirtieran en minoría ya que era el principal requisito de partida. Con estas premisas, el fondo elegido finalmente fue NAZCA.


5. Describe las principales ventajas de incorporar a un socio financiero / corporativo a tu empresa

En nuestro caso, podemos afirmar que los objetivos que perseguíamos se han cumplido totalmente, especialmente en dos ámbitos:

  1. Una mejor y más ambiciosa formulación de planes estratégicos que ha permitido captar en mayor medida el crecimiento potencial que tenía la compañía.
  2. Un proceso de profesionalización en la gestión y de mejora de la gobernanza más riguroso e independiente de los accionistas, preparando mejor a la compañía para gestionar el futuro.

En definitiva, se ha transformado positivamente la gestión de la compañía orientándola mejor a la creación de valor para los accionistas a largo plazo.


Y tú… ¿Estás preparado para cerrar un Deale?


BACK TO BLOG!